Connect with us

Kōmori

Toda la actualidad del VCF Femenino

Komori

Esther y el “sueño Real” que dejó atrás

HBO

Reportajes

Esther y el “sueño Real” que dejó atrás

La lateral de Daimiel visitará como valencianista al Real Madrid después de abandonar el pasado verano el Tacón, germen del equipo blanco

¿Te imaginas que me llama el Madrid para jugar?

A lo mejor lo ensueño. Yo ensueño enseguida las cosas.

¿Lo has soñado? ¿Se cumple?

Sí. Claro que se cumple.

El diálogo transcrito tuvo lugar en Daimiel, ciudad manchega de la provincia de Ciudad Real. Sus protagonistas son Esther-Martín Pozuelo, hoy futbolista del Valencia CF Femenino, y su abuelo de 91 años, más de 50 como socio blanco y el más fiel seguidor de su nieta. La escena la recoge el documental de cuatro episodios “Un sueño Real” (producido por Newtral y Exile Content, distribuido por HBO), que traza la historia del actual Real Madrid femenino desde sus inicios como CD Tacón. Este sábado (13.00h), la lateral izquierda visita la Casa Blanca defendiendo la zamarra con el murciélago en el escudo. Un partido de seguro especial en lo emotivo para la daimieleña, madridista de siempre.

Esther y su abuelo, charlando en Daimiel. HBO

Lo suyo con el fútbol empezó para Esther Martín-Pozuelo (1998) a temprana edad. El amor por el balompié le vino inculcado por las reuniones de la familia para ver los partidos del Real Madrid. Pese a las iniciales reticencias de su madre Martina, creció en ella el deseo de darle patadas al balón. Sus primeros pasos los dio en las escuelas deportivas de Daimiel con seis años, en un equipo de chicos. Hasta los 14 estuvo en las interescuelas, ya con chicas. Del Daimiel Racing Club pasaría más tarde al FF La Solana madrileño para el que jugó hasta que se enroló en las filas del CD Tacón, que fue su club en las tres siguientes campañas.

El proyecto del Tacón había nacido en 2014, impulsado por Anna Rossell (exjugadora del Atlético) con el objeto de crear una escuela de fútbol femenino para que ninguna niña dejase de jugar. Sólo cinco años desde su creación, el equipo consiguió su ascenso a la Primera Iberdrola en la primavera de 2019. El Real Madrid germinó a través de la absorción del Tacón. Por puro papeleo siguió llevando el nombre de Tacón en la 2019/20, si bien ya jugó sus encuentros como local en la Ciudad Real Madrid. La inversión apuntó alto, a proyecto potente, con las llegadas de jugadoras como Peter, Kaci, Asllani o Jakobsson. En el curso de su debut en Primera, sumó Esther 897 minutos en 13 partidos jugados con el Tacón, anotando un gol y entregando una asistencia.

La pandemia del coronavirus llegó y puso un fin precipitado para la temporada en marzo de 2020, camino de la jornada 23 del campeonato. La incertidumbre creció entonces para las futbolistas que acababan sus contratos. Comenzaron a comunicarse en junio las despedidas (virtuales) de algunas de sus futbolistas. Del equipo que había ascendido a Primera, tan sólo seis continuarían en ese paso de Tacón a Real Madrid: Yohana, Sara, Malena, Lorena, Samara y Jessica.

Para Esther, fue el momento del adiós a su sueño de jugar vestida de blanco. “Mientras esperaba la renovación, yo ya estaba valorando muchas más opciones. Decido salir de lo que sería el Real Madrid femenino, vivir nuevas experiencias, nuevas oportunidades. Soy madridista desde que nací y al final es como dejar pasar un sueño”, explicaba en el cuarto y último episodio del documental.

La habitación de Esther en Daimiel y su decoración madridista. HBO

La de Daimiel, que tiene por ídolo al capitán del Madrid Sergio Ramos desde que jugaba en el Sevilla, anunciaba en junio a través de una carta su despedida del club madrileño. En julio, el Valencia la anunciaba como incorporación para el presente curso. “Pienso en crecer. Es el año donde me gustaría dar el boom de mejorar muchísimo. Va a ser difícil, duro, pero forma parte del futbol y daré todo por el escudo que lleve en el pecho. El Valencia ha apostado mucho por mí, me han transmitido mucha confianza y cariño”, expresaba la futbolista en “Un sueño Real”, grabado el pasado año.

Hasta la fecha, ha participado en doce partidos con el equipo valenciano que prepara José Bargues, la mitad de ellos en el once inicial. Con la lesión de Bea Beltrán en el lateral izquierdo, Esther ha partido como titular en las dos últimas jornadas, ante Dépor y Espanyol. El sábado jugará como valencianista en la Ciudad Real Madrid ante el equipo en el que un día Esther y su abuelo soñaron que jugaría.

Esther, junto a Marta Cardona en el partido de la primera vuelta. LALIGA

Nacido en València en 1990. Periodista y comunicador. Editor de Kōmori.

Haz click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Reportajes

Arriba